banca en línea



Inscribirse
   Contáctenos       Política de privacidad     Términos y condiciones      English
Una división de Brotherhood Bank & Trust
 
Banca en línea INICIAR SESION    
 



what our clients say

remote deposit capture

union privelege

El coraje de creer

No construimos nuestros sindicatos de la noche a la mañana. Y no construimos Bank of Labor hasta alcanzar su potencial máximo del mismo modo. Pero encontramos el motivo y la voluntad de convertir nuestros locales en sindicatos internacionales por el bien común. De este mismo espíritu surgió la American Federation of Labor and Congress of Industrial Organizations (Federación Estadounidense del Trabajo y el Congreso de Organizaciones Industriales). A partir de este espíritu, podemos construir Bank of Labor.
 
Nuestra propia historia de convenciones de AFL-CIO demuestra que hemos debatido sobre este tema durante mucho tiempo. ¿El ámbito laboral debe tener su propio banco o no? Se propusieron resoluciones, pero en ese momento se decidió por la acción de las convenciones, no para respaldar la institución financiera del movimiento laboral. ¿En dónde estaríamos si hubiéramos consolidado nuestro capital en ese momento? ¿El ámbito laboral está mejor disperso o concentrado para nuestras causas?
 
Los tiempos han cambiado, es cierto. Pero nuestros enemigos siguen destruyéndonos o debilitándonos. ¿En dónde podemos encontrar la fortaleza financiera para soportar las batallas de nuestra época y las que seguramente surgirán en nuestro débil futuro? Nuestro capital consolidado —nuestros conglomerados financieros conjuntos— representa la posible fortaleza colectiva del movimiento laboral norteamericano. ¿Y ahora qué hacemos con él?
 

Si podemos tener el coraje de creer en un futuro hecho por nosotros mismos, al menos uno donde tengamos la probabilidad de luchar, debemos pensar, razonar y considerar sinceramente de qué manera podemos construir una posición más sólida para el movimiento laboral al consolidar nuestro capital para garantizar que nuestros valores, problemas y causas superen las ondas incesantes de ataques adversos.  Debemos tener el coraje de creer.